¿En manos de quien dejo el recobro de mis impagos?

Elegir al profesional ideal para recobrar una deuda

Recobrar una deuda

En principio es muy fácil caer en la maraña de opciones disponibles en el mercado para recobrar una deuda. También es muy frecuente  caer en la desidia, el abandono y la inacción. Especialmente cuando son deudas por debajo de los 3.000 Euros.

Siendo prácticos lo que menos necesita una deuda es más asesoramiento, reuniones, ayuda en la redacción de documentos…, o lo que es peor contratar servicios de profesionales extrajudiciales o prejudiciales que en la mayoría de los casos dilatan y encarecen el proceso de recobro.

Conclusión, lo que se necesita es agilidad, representación comprometida y eficacia.

Requisitos exigibles al especialista en recobros

En la actualidad, la financiación del recobro es moneda de cambio, lo que está trasladando el valor añadido a otros ámbitos. Un servicio comprometido, no oportunista, debe demostrar:

  • Su inversión en medios e infraestructuras
  • Su capacidad de representación en todo el territorio nacional
  • Que cuenta con Abogados, Procuradores y Economistas en su equipo
  • Su atención, información y apoyo en todo el proceso

¿Por qué los clientes no pagan?

Hay muchas razones por las que los clientes no realizan los pagos acordados. Conocer la situación del cliente puede ser útil para desarrollar la estrategia más adecuada para recobrar una deuda. Estas son algunas de las razones más comunes por las que los clientes no pagan:

Mala gestión contable

Algunos clientes simplemente no han implementado un proceso de pago. Esto es particularmente común en las nuevas empresas. Sin embargo, las compañías más antiguas también tienen problemas. Esto se debe a que, en muchas empresas, el pago de facturas es un proceso de varios pasos: las facturas generalmente tienen que ser aprobadas por uno o más gerentes o ejecutivos, y deben codificarse adecuadamente para ser contabilizadas. Esto significa que una factura probablemente cambie de manos varias veces antes de que el departamento de contabilidad la reciba, y si alguien comete un error, la contabilidad debe devolver la factura para su revisión.

Cuestiones de personal

Si su cliente es un negocio real con varios empleados, es probable que tenga un responsable que asigne trabajo y maneje las facturas. Este responsable puede estar al tanto de tus facturas, pero probablemente tenga poca información sobre tu trabajo o sobre cómo se manejan los pagos de tus facturas. Si tu contacto está fuera de la oficina debido a una enfermedad o vacaciones, o ya no trabaja en la empresa, es muy probable que haya retrasos en el pago.

Cambios en el proceso de tesorería

Las empresas, especialmente las nuevas empresas, a menudo experimentan cambios importantes en los procesos a medida que crecen. Los procesos de tesorería que tienen sentido para pequeñas empresas (como pagar inmediatamente después de recibir el trabajo) no siempre funcionan para organizaciones más grandes. Un cambio en la rutina de pago puede ocasionar retrasos o incurrir en el impago.

Cambios en los servicios de pago

Algunas empresas utilizan servicios de pago de terceros para procesar y emitir pagos. Los clientes a veces cambian de servicio y puede haber errores iniciales en la transición, como el hecho de no establecer las fechas de vencimiento del pago o transferir la información del depósito directo.

Problemas de flujo de caja

Las empresas que tienen problemas de flujo de efectivo pueden tener buenas intenciones: planean pagar tus facturas, pero simplemente necesitan más tiempo.

Cuestiones contractuales o condiciones de pago ambiguas

Los acuerdos contractuales a menudo incluyen cláusulas que favorecen en gran medida al cliente. Si no cambias o actualizas estas cláusulas, es posible que tu cliente tenga mucho tiempo para pagarte. Además, puede haber una confusión legítima con respecto a las condiciones de pago. Vuelve a leer el contrato o acuerdo de pago formalizado por ambas partes para ver si el lenguaje podría ser interpretado de manera diferente, o si no se entienden claramente los términos.

Insatisfacción del cliente

Algunos clientes retienen el pago si no están satisfechos con el trabajo. En un mundo ideal, un cliente haría saber que hay un problema para que se pueda resolver. Desafortunadamente, algunos clientes no dan ninguna notificación y simplemente no pagan, o pagan menos de la cantidad acordada.

Prácticas comerciales poco éticas

Hay empresas que contratan deliberadamente trabajos o servicios sin la intención de pagar realmente por el trabajo realizado. En algunos casos, el cliente contrata un trabajo y luego simplemente ignora las solicitudes de pago.

¿Qué tengo que hacer para Activar eRecobros?

Llámanos por Teléfono

Mándanos un Mail

Envía un Formulario

Regístrate en eRecobros

Etiquetado ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *